La participación debe diseñarse para “no dejar a nadie atrás”: estudio de caso de Argentina

Reproductor de audio de la nota completa. Si utiliza lector de pantalla puede continuar leyendo la nota con las teclas de navegación por encabezados.
En esta estación digital, todos, desde personas mayores hasta niños, aprenden sobre el potencial de la tecnología en línea. En este caso, los niños aprenden sobre robótica. Imágen tomada de la nota original https://www.peoplepowered.org/
En esta estación digital, todos, desde personas mayores hasta niños, aprenden sobre el potencial de la tecnología en línea. En este caso, los niños aprenden sobre robótica. Imágen tomada de la nota original https://www.peoplepowered.org/

Uno de cada 10 residentes en Argentina vive con alguna discapacidad auditiva, visual o de movilidad. Y a los 11 años, Fernando Plenza se convirtió en uno de ellos. Desarrolló una enfermedad rara que le quitó la visión a su ojo derecho y redujo el mundo que ve desde su izquierda a un pequeño "agujero sin cobertura".

“Puedo desplazarme por la ciudad porque la conozco muy bien”, dice Fernando, que creció en Rosario, la tercera ciudad más poblada del país. "Pero hay muchas cosas en la vida diaria que son desafiantes: leer los letreros de las calles, decidir qué comer del menú de un restaurante y navegar por sitios web".

Afortunadamente, el reconocimiento de las cargas que soportan las personas con discapacidad ha crecido exponencialmente en las últimas dos décadas, lo que ha resultado en una explosión de tecnología, características de diseño arquitectónico, etc. que hacen la vida diaria más fácil. Y tanto las empresas como los gobiernos han exigido cada vez más su uso. Argentina, por ejemplo, aprobó una ley nacional de este tipo en 2010, seguida por Rosario en 2016 , que exige que la ciudad proporcione información a las personas con discapacidad sobre "ayudas para la movilidad y tecnologías de asistencia, así como servicios relacionados".

El objetivo de Fernando era asegurarse de que el gobierno cumpliera el espíritu de la ley haciendo que cada aspecto de sus operaciones fuera “amigable” para personas como él, particularmente los muchos canales que Rosario ha desarrollado para permitir que los residentes participen en la gobernanza local. Ese objetivo se hizo realidad cuando se unió al personal de la ciudad en 2015 como parte de su cuota obligatoria de empleados con discapacidades. 

“Para ser genuina”, dice Fernando, “la participación debe incluir a todos”.

La tradición rosarina de participación pública

“Nuestro sistema político está muy proclive a la participación del pueblo”, explica Miguel Martín Cánaves, director de gobierno abierto de Rosario. “Lo vemos como una oportunidad para explicar lo que el gobierno intenta hacer, obtener respuestas de los ciudadanos y mejorar nuestros proyectos. Acudimos a la gente, escuchamos, modificamos. Al crear un canal de comunicación, cuando necesitamos acercarnos a la gente y hablar con ella, ella está predispuesta a trabajar con nosotros. Y para mí esto es fundamental”.

Rosario ha creado y nutrido todo un “ecosistema” de participación, y pronto lo ampliará a acciones relacionadas con la crisis climática. Miguel fue aceptado en la primera cohorte del programa Climate Democracy Action, una colaboración entre People Powered, World Resources Institute y FIMA. Otros elementos de su cultura de participación son:

  • Juntas Vecinales: Son espacios de encuentro permanente convocados por los directores distritales, en los que funcionarios municipales y vecinos, organizaciones de la sociedad civil y el sector privado se reúnen para discutir temas relacionados con su ubicación o temas seleccionados.

  • Laboratorios ciudadanos de “acupuntura”: los problemas e ideas que surgen en los consejos vecinales a menudo se delegan a estos “laboratorios”, donde algunos de los mismos participantes colaboran para desarrollar e implementar intervenciones a pequeña escala, altamente enfocadas y relativamente económicas. Suelen centrarse en cuestiones relacionadas con la cohesión social, la inclusión y la accesibilidad.

  • Presupuesto participativo (PP). La práctica se introdujo por primera vez en la ciudad en 2002, cuando se eligió un nuevo alcalde. Fue un éxito y, en 2016, los funcionarios mejoraron el proceso del PP lanzando Rosario Participa , un portal diseñado para ampliar la participación a través del acceso en línea

El lema del portal dice: “Bienvenidos a Rosario Participa: únete, participa, decide. Imágen tomada de la nota original https://www.peoplepowered.org/
El lema del portal dice: “Bienvenidos a Rosario Participa: únete, participa, decide. Imágen tomada de la nota original https://www.peoplepowered.org/
  1. Qué ventaja tiene Rosario a la hora de crear programas participativos?
  2. ¿Cuáles son algunos de los foros que la ciudad ha establecido para invitar a la participación ciudadana?
  3. ¿Crees que serías capaz de crear una cultura participativa similar en tu municipio? ¿Por qué o por qué no?

“La penetración de Internet es alta, principalmente a través de los smartphones”, afirma Miguel. “En los sectores de bajos ingresos, muchos no tienen acceso a computadoras, a menos que tengan netbooks que recibieron hace unos años como parte de un programa gubernamental que entregó computadoras a estudiantes y minorías. Pero los teléfonos inteligentes están en todas partes”.

Sin embargo, aproximadamente en 2017, la participación en el PP comenzó a disminuir drásticamente. El culpable: un gran déficit y una alta inflación.

“Además, hubo problemas con la ejecución del proceso de PP”, señala Miguel. “El cincuenta por ciento de los proyectos se retrasaron o no se terminaron. Por ejemplo, tomó hasta 2020-21 completar un proyecto seleccionado en 2017. Entonces, la gente perdió la confianza en la capacidad del municipio para cumplir con el resultado del proceso de PP”. Rosario no está sola; Este es uno de los desafíos del PP que enfrentan los gobiernos de todo el mundo.

Saber cuándo es el momento de un 'reinicio'

Con la llegada de una nueva administración municipal en diciembre de 2019, se creó una Secretaría de Modernización y Proximidad para rediseñar el proceso de participación para hacerlo más eficiente. Eso incluyó una reevaluación de qué plataforma de participación digital se adaptaba mejor a las necesidades cambiantes de Rosario.

"Era imprescindible que el software fuera de código abierto, con una comunidad establecida de usuarios detrás", explica Miguel. “Pero también deseábamos más flexibilidad que la que habíamos tenido anteriormente. Necesitábamos que el portal fuera un centro centralizado para todas nuestras actividades de participación. Por ejemplo, queríamos que los residentes pudieran ir allí para revisar nuestro plan de acción de gobierno abierto y las actividades de cada junta vecinal”.

Miguel facilitando una reunión. Imágen tomada de la nota original https://www.peoplepowered.org/
Miguel facilitando una reunión. Imágen tomada de la nota original https://www.peoplepowered.org/

Se evaluaron tres plataformas digitales; la elección final fue Decidim , que ocupó el segundo lugar entre las plataformas integrales de participación en línea evaluadas por un equipo convocado por People Powered. [ También se desarrolló una guía para su selección y uso .] Decidim se utiliza en otras ciudades hispanas como Barcelona, ​​España y Ciudad de México, ofreciendo lecciones aprendidas al equipo de infraestructura tecnológica de Rosario.

También se examinó cada paso del proceso de PP. Para restablecer la confianza, dice Miguel, la ciudad trabajó para acortar el tiempo desde la cocreación hasta la implementación a no más de ocho meses. 

Sin embargo, luego vino la pandemia de COVID. Si bien Rosario comenzó a utilizar Decidim en diciembre de 2020, el dinero destinado al PB fue redirigido a atención médica y el proceso se detuvo.

“Han pasado dos años, pero mientras tanto hemos aprendido mucho”, dice Miguel. “Y este es el momento perfecto para un relanzamiento. El 2022 se cumplen 20 años del PB en Rosario”.

  1. ¿Cuáles fueron algunos de los obstáculos que provocaron que la primera versión del PP fracasara en Rosario?

  2. ¿Por qué Rosario eligió Decidim como su plataforma de participación online?

  3. ¿Son importantes para usted los mismos criterios?

Ampliar la alfabetización digital

Mientras tanto, se lanzaron otras actividades para ampliar el alcance de la plataforma y hacer que las operaciones de la ciudad sean más inclusivas en general. Aunque la penetración de Internet es alta, la alfabetización digital no es universal.

El plan de acción de gobierno abierto de la ciudad , desarrollado como parte de la aceptación de Rosario en el programa local de Open Government Partnership , establece: “Hemos observado que nuestra vida social está [ahora] completamente inmersa en un complejo proceso de transformación digital. Esto ha generado nuevas formas de vincularse, de hacer trámites, de establecer canales de participación… Pero esta modernización debe darse de manera humana, sin que nadie quede afuera”.

En 2021, Rosario instaló lo que llama estaciones digitales en cuatro de sus seis distritos, y dos más lo seguirán a finales de 2022. Entre las actividades se encuentran talleres para personas mayores que les enseñan sobre ciberseguridad, funcionalidad de teléfonos inteligentes y redes sociales. Además, los clubes para adolescentes se centran en experimentar con las redes sociales para desalentar la violencia y el uso de herramientas digitales para producir podcasts. Para ayudarlos a explorar nuevas carreras competitivas, a los jóvenes también se les enseña sobre realidad virtual, programación de juegos, robótica e impresión 3D.

Enseñanza en acción en una estación digital. Imágen tomada de la nota original https://www.peoplepowered.org/
Enseñanza en acción en una estación digital. Imágen tomada de la nota original https://www.peoplepowered.org/

Asimismo, para permitir que los residentes utilicen Rosario Participa para participar sin problemas en todos los servicios y programas de la ciudad sin tener que cargar información varias veces, se habilitó un “ perfil ciudadano digital ” universal, creado cada vez que alguien se registra.

  1. ¿Qué hizo la ciudad de Rosario para ampliar la alfabetización digital entre los residentes?

  2. ¿Sabe en qué medida existe alfabetización digital entre la población a la que atiende y cómo podría ampliarse?

Garantizar la accesibilidad: el aporte de Fernando

La ciudad de Rosario consagra protecciones ampliadas para las personas con discapacidad en una ley de 2018 que exige la accesibilidad de los sitios web municipales. Y ahí es donde entró la Dirección de Servicios para Discapacitados de la ciudad, y un equipo que incluía a Fernando.

Es revelador que cuando se estableció por primera vez, la dirección formaba parte de la Secretaría de Salud. Sin embargo, hoy funciona dentro de la Secretaría de Modernización y Proximidad, una señal de la transversalización de los temas relacionados con la accesibilidad en la ciudad. Por lo tanto, poco después del desarrollo de la versión Decidim del portal se contrató a un equipo de la dirección para evaluar su facilidad de uso para esta población.

Natalia Pelillo dirige el equipo de accesibilidad de la Dirección de Transformación Digital y ella misma tiene discapacidad motriz debido a una malformación congénita de los músculos de sus piernas. Está comprometida con lo que la ciudad llama “transformación digital”, trabajando con una amplia variedad de organizaciones en Rosario que atienden a personas discapacitadas para “derribar las barreras que encuentran en su vida diaria”.

Natalia, con Fernando al frente, evaluó minuciosamente el portal en línea utilizado para el PP y otras funciones de la ciudad e invitó a la consulta pública también. El resultado no solo fue un portal más accesible para personas con discapacidad visual o baja visión, sino también una guía que pueden utilizar los distintos actores del ecosistema de participación de la ciudad. Entre los consejos más importantes que Fernando dice que les daría a los demás, según su valoración del nuevo portal rosarino se encuentran

Un práctico evaluador de contraste recomendado por el equipo de Rosario muestra que la fuente negra sobre fondo negro proporciona un contraste ideal. Los usuarios también pueden conectar y probar otros colores. Imágen tomada de nota original https://www.peoplepowered.org/
Un práctico evaluador de contraste recomendado por el equipo de Rosario muestra que la fuente negra sobre fondo negro proporciona un contraste ideal. Los usuarios también pueden conectar y probar otros colores. Imágen tomada de nota original https://www.peoplepowered.org/
  • Utilice una jerarquía lógica de títulos y subtítulos y etiquételos (codifíquelos) de forma adecuada. Las personas ciegas o con problemas de visión o de aprendizaje dependen de lectores de pantalla, programas de software que convierten el texto que se muestra en la pantalla de la computadora en voz (usando un sintetizador) o braille. Los títulos comunican la organización adecuada del contenido al lector de pantalla y, por lo tanto, ayudan con la navegación.

  • Inserte "texto alternativo" en cada imagen , a menos que sean meramente decorativas. Una buena regla básica sobre cómo escribir texto alternativo es imaginar que estás leyendo la página web en voz alta por teléfono a alguien que necesita comprender los puntos principales. ¿Cómo describirías lo que la imagen está diseñada para comunicar?

  • Asegúrese de que haya un contraste adecuado entre los colores de fuente y de fondo, lo cual es esencial para personas con baja visión o daltonismo. "Esto es realmente importante para el público en general, ya que la agudeza visual disminuye con la edad", señala Fernando.

Ana Mosich, otra especialista en accesibilidad web del equipo, añade que escribir en un lenguaje sencillo y conciso es otro consejo que ayuda a todos.

“Mejorar la accesibilidad de la comunicación es un proceso que debe mantenerse de forma continua”, afirma Ana. “La guía que acabamos de producir es la 'versión 1.0'. La idea es mantenerlo bajo revisión y mejora regular y continua, con la participación de más personas con discapacidad”.

  1. ¿Qué significa el término “accesibilidad” en términos de usabilidad de un sitio web?

  2. ¿Cómo se aseguró el gobierno de Rosario que su equipo interno tuviera la experiencia necesaria para hacer sus sitios web más accesibles?

  3. ¿Sabe si el sitio web de su organización es totalmente accesible?

Llegar a todos donde estén

Por supuesto, aumentar la inclusión no se trata solo del acceso en línea. “Para algunas personas, todavía necesitamos comunicación en persona. Que una persona sepa utilizar WhatsApp en su smartphone no significa que pueda o quiera utilizar la plataforma Decidim. Nadie va a interactuar contigo, en línea o fuera de línea, si no los buscas y les extiendes una invitación”, dice Miguel. “Hay que interesarlos. Somos como los dueños de una tienda que deben atraer gente al interior. Y lo hacemos principalmente en persona. Utilizamos equipos distritales que conocen el territorio, además de asociaciones y clubes no gubernamentales, que son muy populares en Argentina”.

Si bien la votación es 100% digital, los equipos de extensión ayudan a las personas a hacerlo a través de tabletas y teléfonos inteligentes. El proceso de votación es liderado por equipos de participación ciudadana encabezados por Macarena Raya (coordinadora general de participación del municipio), quien logra mantener una presencia constante en más de 120 puntos de votación repartidos por toda la ciudad.

Los dos que más votos obtuvieron en 2022 atrajeron a más de 6.000 votantes cada uno. El proyecto del Distrito Oeste (izquierda) mejorará un parque. La iniciativa del Distrito Noroeste mejorará tres centros comerciales al aire libre. Imágen tomada de nota original de https://www.peoplepowered.org/
Los dos que más votos obtuvieron en 2022 atrajeron a más de 6.000 votantes cada uno. El proyecto del Distrito Oeste (izquierda) mejorará un parque. La iniciativa del Distrito Noroeste mejorará tres centros comerciales al aire libre. Imágen tomada de nota original de https://www.peoplepowered.org/

Entonces, ¿cómo fue el reinicio del presupuesto participativo en 2022? Miguel describe los pasos del nuevo proceso:

  1. Colección de propuestas para un “Banco de Ideas”, que se pueden presentar en línea o mediante reuniones de juntas vecinales, eventos de la ciudad, etc. (En el portal se muestra un mapa de los puntos de recolección). En 2022, el presupuesto total del PP es un promedio de 1.200 millones de pesos (8 millones de dólares), que se divide en seis distritos, ponderados por necesidades. Por ejemplo, el Distrito Norte donde vive Miguel es el segundo de la ciudad en cuanto a calidad de infraestructura existente, por lo que se le asignaron 180 millones de pesos. En cambio, el Distrito Oeste tiene más necesidad de mejoras y por ello se le entregaron 212 millones de pesos. Más de 8.000 vecinos participaron y presentaron 130 propuestas. “Esta vez centramos la convocatoria de ideas en infraestructura”, señala Miguel. “Como habíamos estado sin PP durante dos años, sabíamos que la ciudad necesitaba proyectos de mayor impacto, como la construcción de nuevos centros de atención médica, la remodelación de plazas, etc.”

  2. Análisis y “mejoras colaborativas” de las propuestas a través de laboratorios ciudadanos de acupuntura en cada distrito. (Los proyectos más pequeños se integran en otros más grandes, lo que suma aproximadamente el 80 % del presupuesto asignado para el distrito, y el resto se reserva para mejoras).

  3. Evaluación de viabilidad técnica por un equipo de profesionales de la ciudad.

  4. Votación , que en 2022 se celebró del 11 al 29 de julio. Se sometieron a votación cincuenta y tres proyectos. A cada votante se le permitió elegir tres proyectos, con un líder seleccionado por distrito. (Sin embargo, los proyectos valiosos que no pueden financiarse con el fondo del PP se consideran para su financiación a través del presupuesto general). En 2022, votaron 43.000 personas.

  5. Implementación .

“Ahora estamos en la etapa de implementación y estamos en camino de completar los proyectos elegidos en un plazo que restaurará la confianza de la gente”, dice Miguel. Y en cuanto a Fernando, siguió todo el proceso y se siente realizado: “Creo que nadie se quedó atrás”.

Ver nota original en www.peoplepowered.org